Posted by junio 14, 2017 Ansiedad No Comments

¿Qué es la ansiedad?

¿Qué es la ansiedad?

La Ansiedad

La ansiedad es la respuesta mental y física que se produce ante situaciones de peligro. Es una reacción normal que experimenta todo el mundo en ciertas ocasiones, por ejemplo al hablar en público, una entrevista de trabajo, etc. Proporciona una energía extra ya sea para poder huir o hacer frente a esa situación de peligro o completar alguna tarea.

La ansiedad es una sensación normal que experimentamos las personas  alguna vez en momentos de peligro o preocupación. La ansiedad nos sirve para  poder reaccionar mejor en momentos difíciles.

La ansiedad es un mecanismo de defensa y por tal no es necesariamente negativa, es una herramienta que tenemos y que nos permite ponernos a salvo de situaciones peligrosas.

El objetivo no es suprimirla, sino aprender a controlarla, se trata de vivir con menos ansiedad y no de vivir sin ansiedad.

La ansiedad se convierte en un problema cuando los síntomas son: graves y desagradables, duran mucho tiempo, ocurren con demasiada frecuencia, se aparecen ante situaciones que realmente no deberían ser estresantes y si nos impiden hacer lo que queremos hacer.

Los efectos de la ansiedad

La ansiedad nos afecta en cómo pensamos, lo que hacemos y cómo reacciona nuestro cuerpo.

  1. Como pensamos: Cuando no podemos controlar la ansiedad, tenemos pensamientos como no voy a soportarlo, estos horrible, siento que me dará un ataque al corazón. Estos pensamientos pasan por la mente automáticamente cuando uno tiene un cuadro de ansiedad. Tenemos que tener en cuenta que estos pensamientos automáticos son irracionale, poco realistas, y que son situaciones que se pueden controlar. Aprender a controlar estos pensamientos automáticos pueden ayudarnos a manejar la ansiedad.
  1. Que hacemos: Cuando se sufre ansiedad, muchas veces se evita cosas, por ejemplo no hablar en público, se piensa que al evitar esa situación no se va a quedar en ridículo, al evitarlo se siente un alivio inmediato que se estaba sintiendo al imaginarse en esa situación que daba ansiedad.
  2. Como reacciona nuestro cuerpo: Los síntomas físicos son muchos, se inician para preparar el cuerpo ya sea para el escape o un enfrentamiento ante una situación. Los síntomas son muy desagradables, muchas veces aparecen sin razón, y se puede pensar que tenemos un problema físico grave o que algo malo no puede pasar. Es importante remarcar que estos síntomas de la ansiedad, no son peligrosos y no hará ningún daño severo.

¿Pero si es una herramienta positiva porque sentimos que no lo es?

Tiene una explicación muy sencilla, percibimos el mundo a través de nuestros sentidos y la información que obtenemos a través de ellos. Esa información la  llevamos a nuestro cerebro donde es procesada y almacenada. Cuando por algún motivo percibimos una situación como peligrosa nuestro cuerpo se prepara para huir de ella, esto ocurre porque se activa un instinto natural y normal que tenemos todos los seres humanos que es la supervivencia. Nuestro corazón y nuestra respiración se acelera, tenemos cambios a nivel motriz porque nos preparamos para un esfuerzo físico, que es huir de la situación o atacar. Además de esta reacción, nuestro cerebro almacena toda la información y la guarda en sus bancos de memoria, de tal forma que la próxima vez y como medida de protección sabremos como reaccionar rápidamente ante esa situación . Además de esas respuestas a nivel motor se producen en nuestro cuerpo sentimientos y sensaciones.

Ocurre entonces que asociamos el estímulo con la experiencia, la vivencia y las sensaciones. La conexión entre el estímulo y el sentimiento de miedo, de angustias es tan intensa que hacemos una conexión muy fuerte con ello. Lo cual nos da como resultado que el estímulo o parte de él es capaz de hacernos reaccionar como si estuviéramos en una situación de peligro. Nuestro sistema de alerta está aumentado y la sensación de peligro nos hace estar en estado de alerta todo tiempo, por tal motivo es la conexión entre estímulo y la respuesta hace que cada vez el sistema de alarmas esté mucho más sensible. Es como si su nivel de tolerancia fuera muy bajo, lo cual se dispara mucho más rápidamente.

Necesitamos sentirnos confiados y seguros entonces siempre estamos a la expectativa y en continua vigilancia para que nuestro sistema no vaya a fallar. Lo que ocurre contrariamente a lo que estamos buscando es que este estado de alerta está tan aumentado y estamos tan expectantes que terminamos por agotarnos y cuando necesitamos nuestro sistema para poder actuar estamos en menor condición para ello.

Nuestro sistema está sobrecargado, recalentado, agotado y lo peor de todo es que el cuerpo no está diseñado para soportar estos niveles de estrés con los cuales tenemos dificultades a nivel físico.

Lo que nos lleva a estar irritados, malhumorados, agotados, estresados, crear problemas a nivel personal, profesional, familiar, y social. En conjunto a tener la sensación de que no somos nosotros los que controlamos nuestra vida si no que está controlada por la ansiedad.

En el próximo artículo, aprenderemos las causas y síntomas de la ANSIEDAD

¿Qué es la ansiedad?