¿Que te gustaría conseguir en los próximos 12 meses?.

 ¿Sabes lo que significa una pregunta poderosa?

 No te lo explico, mejor lo probamos…

Ahí va…

¿Qué 3 METAS te gustaría conseguir
en los próximos 12 meses?

Una sola pregunta es capaz de bajarte a la tierra en un solo instante para tomar conciencia si tienes claro el rumbo que le estas dando a tu vida. La importancia de tener claro hacia donde uno quiere ir es determinante. Si no lo sabes cómo vas a orientar tus acciones y energía hacia el sitio en el que te gustaría estar.

¿En qué grupo estás tú?

Tenemos 4 grandes grupos de personas a la hora de dar respuesta a esta pregunta.

Antes de seguir leyendo te invito a que  tomes unos instantes para reflexionar y anotar tu respuesta. (Cuando escribimos tomamos una nueva perspectiva de nuestra realidad. Te animo a que lo pruebes).

¿Qué 3 METAS te gustaría conseguir
en los próximos 12 meses?

1   ………………………………………………………

2   ………………………………………………………

3   ………………………………………………………

(Fíjate que ya no hablamos de Sueños.
Una meta es la expresión realizable de tu sueño).

Muy bien, a ver en qué grupo te encuentras tú:

1) El primero de ellos y posiblemente el más frecuente es el que responde que quiere ser feliz, sentirse bien consigo mismo, superar sus miedos, aumentar su confianza y autoestima, ser más asertivo o asertiva, empática y muchísimas cualidades más…

Lo primero que les digo es que para plantearse una meta esta tiene  que ser Medible, Alcanzable y Realizable y que todo eso que están diciendo no es una Meta en si misma sino UNA CONSECUENCIA de conseguir sus metas.

En este caso les hago otra pregunta:

¿Cómo piensas hacerlo?

2) El segundo de los grupos es el que empieza a enfocar un poco más su intención pero aún así les falta concretar. Ejemplo: Encontrar un trabajo que me llene, bajar de peso, centrarme en mis estudios, Disfrutar de mis hijos, Viajar…

A estas personas las invitaría a ser más específicas a la hora de definir sus metas. ¿Qué trabajo quieres conseguir? ¿Cuantos kilos quieres bajar y en cuanto tiempo? ¿Cuántas horas a la semana vas a dedicarle al estudio? ¿Qué actividades vas a hacer junto a  tus hijos para disfrutar de ellos? ¿A dónde vas a viajar y cuantos días irás?

3) Existe la posibilidad y es más común de lo que crees que la persona se ponga en blanco y diga algo como… Realmente no lo sé!!!

En este caso te voy a invitar a hacer un ejercicio. Tienes un video arriba con las explicaciones y en nuestra zona de descarga los materiales que necesitarás para hacer la dinámica.

Te recomiendo que aunque estés en alguno de los otros 3 grupos de respuesta lo hagas también. Estoy seguro que te dará aún más información de aquello que te gustaría conseguir en los próximos 12 meses. Trabaja aspectos tan básicos como aquellas cosas que HACES y TE GUSTAN. Aquellas que NO HACES y TE GUSTARIA HACER y un grupo bien conocido por todos al que llamaremos aquello que HACES y NO TE GUSTA.

4) Verdaderamente son pocas las personas que dan una respuesta capaz de encajar en este grupo a la primera. Habitualmente hace falta un trabajo, un proceso para que además de formular la Meta de una manera correcta también puedas construir un plan de acción viable para conseguirlo.

(Habitualmente no solo es cuestión de formular bien la meta sino también de trabajar las creencias que al día de la fecha te están limitando. A ver si te suena esto… Me invento excusas para no pasar a la Acción, No Puedo, No tengo tiempo, A esta edad que voy a hacer,… Podría seguir todo el día pero lo dejamos para más adelante, ¿Te parece?)

Vamos a centrarnos ahora en las metas y cómo formularlas correctamente.

Estas Metas necesitan cumplir una regla básica que podríamos llamar MARTES (Es una regla nemotécnica que te ayudará a tener presente las cualidades que necesita cumplir una meta para ser considerada como tal).

Una meta ha de ser: Medible, Alcanzable, Realizable, Tangible, Efectiva, Satisfactoria

Es importante aprender a definir metas adecuadas. Hacerlo correctamente y conseguirlas provoca que la persona aumente notoriamente su confianza sobre la base de sus propias acciones. Si fijas metas demasiado grandes pueden provocarte frustración en el caso de no conseguirlas. Por lo contrario si son demasiado pequeñas no resultará estimulante o enriquecedor el proceso. Y si directamente no estás formulando metas para conseguir ¿hacia dónde estás dirigiendo tus acciones diarias?

Como toda travesía marina, definir un punto claro hacia donde ir te permitirá  dibujar el camino que necesitas recorrer para conseguirlo.

De todo esto sacamos que una meta ha de ser un equilibrio entre tus recursos y el desafío que quieres proponerte. Este balance hará que podamos salir ilesos de las “batallas” que a veces terminamos librando en nuestro día a día.

Si no tienes presente desde donde partes, si no sabes a dónde vas ¿Cómo harás para trazar el Rumbo que te conduzca al tesoro que quieres conseguir?

Creo que te vas dando cuenta. Me gusta poner las cosas muy fáciles. Ya está bien de complicarnos la vida. Es hora de ser simples y dejar de hablar para comenzar a hacer.

2+2=4 Simplifica

Solo enfocando tu energía te será imposible fallar.

Yo Soy Lucas

METAS