“Cada tic-tac es un segundo de la vida que pasa, huye, y no se repite.

Y hay en ella tanta intensidad, tanto interés, que el problema es sólo saberla vivir.

Que cada uno lo resuelva como pueda.”

Su Historia – Las adversidades la hicieron una Gran Mujer.

 Nació un 6 de julio de 1907, su infancia fue difícil, ya que a sus 6 años de edad sufrió  una poliomielitis que le dejó como secuela que su pierna derecha fuera más delgada. A esto cuando tenía 18 años, el autobús en el cual viajaba fue arrollado por un tranvía, regresaba de la escuela a casa junto a Alejandro Gómez Arias, su novio de entonces. Su columna vertebral quedó fracturada en tres partes, sufriendo además fracturas en dos costillas, en la clavícula y tres en el hueso pélvico. Su pierna derecha se fracturó en once partes, su pie derecho se dislocó, su hombro izquierdo se descoyuntó y un pasamanos la atravesó desde la cadera izquierda hasta salir por la vagina. Al respecto, Kahlo comentaba que habría sido esta la forma brutal en la que había perdido su virginidad. La medicina de su tiempo la atormentó con múltiples operaciones quirúrgicas (por lo menos 32 a lo largo de su vida), corsés de yeso y de distintos tipos, así como diversos mecanismos de estiramiento que tenía que someterse.  Este accidente que la llevo a pasar unos largos meses en cama, hizo surgir la Frida artista, que supo plasmar en sus obras como nadie, el surrealismo más realista del arte, la frustración, el sufrimiento y la lucha por la vida.

“Pensaron que yo era surrealista, pero no lo fui. Nunca pinté mis sueños, sólo pinté mi propia realidad”

 En ese tiempo en reposo, pintó sus primeras obras, pintó el relato de su accidente, numerosos autorretratos. Ese fue el comienzo de Las dos Fridas.

“Me pinto a mí misma porque estoy mucho tiempo sola, y porque soy la persona que mejor conozco”.

Al tiempo vuelve a caminar y le lleva sus pinturas al muralista Diego Rivera, que este queda impresionado por el talento de Frida, se hacen muy amigos compartiendo charlas y eventos. Al tiempo esa amistad se convierte en algo más y se casan en 1929. Su relación se calificó por muchos en esa época de un historia de amor grotesca, en la que tanto ella como el se permitían relaciones sexuales con otras personas, pero ellos sabían que eran grandes compañeros y no podían estar separados el uno del otro.

” Ser la mujer de Diego es la cosa más maravillosa del mundo. Yo le dejo jugar al matrimonio con otras mujeres. Diego no es el marido de nadie y nunca lo será, pero si es un gran compañero”

En 1930, Frida se embarazó por primera vez. Sin embargo, debido a la posición anómala del feto y a las secuelas del accidente de 1925, el embarazo de tres meses debió ser interrumpido

En 1932 le encargaron a Diego Rivera unos murales en su país vecino EE.UU , fue así que  se mudan a New York y Detroit. En abril Frida pintó Aparador en una calle de Detroit muy influenciada por Giorgio de Chirico. Se vuelve muy crítica con la forma de vida estadounidense muy superficial y lo dejó reflejado en sus pinturas que hacia en ese entonces. ​ En agosto de 1932 contempló un eclipse solar, por lo que incorporó a algunos de sus cuadros el dualismo noche y día, convirtiéndose en un elemento iconográfico frecuente y recurrente de su obra.

Frida vuelve a sufrir otro aborto. Durante su recuperación pintó su autorretrato Aborto en Detroit, realizado en un estilo más penetrante, inspirado en los pequeños cuadros votivos del arte popular mexicano que recibían el nombre de retablos. Esta pintura era totalmente independiente de lo que hacía su esposo. Rivera, consciente del valor de la obra  dijo: «Frida empezó a trabajar en una serie de obras maestras sin precedentes en la historia del arte, pinturas que exaltaban la cualidad femenina de la verdad, la realidad, la crueldad y la pena. Nunca antes una mujer había puesto semejante atormentada poesía sobre la tela como Frida en esta época de Detroit.

Vuelven a México, donde ya cansada de numerosas operaciones, más las infidelidades de su esposo, aumento su crisis emocional y la gota que rebalso el vaso fue la infidelidad de Diego con la hermana mejor de Frida, a raíz de eso se separan.

“Intenté ahogar mis dolores, pero ellos aprendieron a nadar” “Quizá esperen oír de mí lamentos de lo mucho que sufre viviendo con un hombre como Diego. Pero yo no creo que las márgenes de un río sufran por dejarlo correr”

En ese tiempo puede verse en sus obras el reflejo de su dolor por estar separada de Diego. En las mismas puede ver su descuido en su rostro y su cabello, trasmitiendo en las mismas su desesperación y desorden emocional.

Un año después de su separación, Frida y Diego volvieron a casarse. Y así estuvieron juntos hasta la muerte de Frida.

La vida que nos rebata muchas cosas, también nos da otras, esa vida que nos hace frágiles. también nos hace fuertes. Frida supo enfrentar como nadie el dolor de su cuerpo y su mente con actividad, productividad, ganas de vivir.

En 1953 le fue amputada su pierna derecha, a raíz de esto Frida no salió de su cama, solamente cuando en ese mismo año la Galería de Arte Contemporáneo de México D.F le dedico una exposición monográfica, todos quedaron asombrados cuando Frida se presentó transportada en su cama con una gran sonrisa y celebrando y riendo.

Pocos meses antes de su muerte en 1954, dio su última pincelada a su obra titulada “Celebra la Vida”

De entre los cuadros que conforman la obra de la pintora, algunas de las más famosas son Las dos Fridas, Viva la Vida, Unos cuantos piquetitos y Diego en mi pensamiento. Durante su vida, la artista realiza tres exposiciones: una en Nueva York, otra en la Galería de Lola Álvarez Bravo, en México, y una más en París. El Museo del Louvre adquiere entonces uno de sus autorretratos más cotizados. También en México, Frida recibe el Premio Nacional de Pintura. Hoy su obra se ha colocado en un lugar importante en el mercado del arte. Sus cuadros se encuentran en numerosas colecciones privadas de México, Europa y los Estados Unidos. Su personalidad ha sido adoptada como una de las banderas del feminismo internacional. Frida Kahlo se ha convertido en una leyenda, en un referente cultural.

Fuentes: Museo de Frida Kahlo